¡Por qué tantas enfermedades raras!

Las personas somos resultado de la unión de un óvulo fecundado por un espermatozoide que si permitimos que sea Dios el que realice esta unión, de todos los espermatozoides que pretende esta fecundación del óvulo lo conseguirá el más digno y perfecto. Somos sujetos de Dios porque existimos por amor de Él.

Si dejamos que la naturaleza se desarrolle, si la respetamos, es “sabia” y realizará verdaderas obras dignas de disfrutar. Podemos, no obstante, conseguir intervenir y realizar verdadera esculturas, frutas y hortalizas nuevas pero… cuando se trata de la naturaleza humana, esto es muy arriesgado pues esta naturaleza es de un nivel superior. Somos seres espirituales semejante a Dios y a lo mejor hemos de respetar la ley moral o natural que tenemos en nuestro interior. Somos libres y esta libertad es la suerte de poder hacer lo que debemos  hacer  con voluntad.No hacerlo que debo es un riesgo.Una planta no puede hacer lo contrario de lo que le viene marcado por su naturaleza al igual que las piedras, el agua,.. Las naturalezas mineral,  vegetal y animal  no son libres.

La persona puede hacer y no hacer, puede amar y no amar, comer o dejar que la comida de hoy la coma toda el hijo o la hija porque no hay suficiente para los dos.Dios nos ha dado vida para que logremos llegar al felicidad pero no nos obliga. Las señalizaciones para llegar son las reglas morales y muchos de nosotros lo tenemos más claro porque aprendimos los mandamientos de la ley de Dios. Aquí puede estar a clave de cómo deben ser las fecundaciones.No puedo hacer un bebé en un recipiente como sí puedo hacer, una ensalada.Si yo elijo el espermatozoide y lo fuerzo a fecundar al óvulo puedo haber elegido mal.

El amor es el origen y la meta final de nuestra vida. Venimos como fruto del amor y necesitamos amar para ser felices pero….a lo mejor tengo que respetar las reglas y el plan de Dios. ¿Es un derecho tener hijo? Ser padres es un regalo.

Si en vez de enseñar a disfrutar del sexo, enseñamos a amar y a respetar la naturaleza humana, el potencial y la sabiduría de esta naturaleza, permitirían seres más perfectos y dignos de disfrutar con todas las facultades.

El amor humano es muy muy grande y el sexo es un aspecto o parte de este amor pero si lo desordenamos y creo que el sexo es anterior, puedo estropear y “machacar” la naturaleza. Debo aprender a amar y para amar debo de conocer a quién. Si entiendo que el amor es desear el bien para la persona que amo, debo tomarme tiempo porque de lo contrario puedo pasar a “usar” a esa persona como objeto y seremos presas del vício y la pasión malsana. Cuando la pasión viene envuelta de amor auténtico es …increíble.

La verdad es que la vida humana es un misterio donde la enfermedad y el dolor estarán siempre presente en la persona o en su alrededor. Nadie se puede librar del dolor pero con Dios se puede encontrar respuesta a muchas de estas situaciones.

Siempre existirá la enfermedad pero si todos colaboramos como “Dios manda”, estoy segura que conseguimos mejores resultados.

¡hasta pronto!

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s